DEPARTAMENTO DEL GUAINÍA

Superficie: 72.238 Km2.

Población: 28.312

Año de creación: 1991

Gentilicio: Guainarense

Capital: Puerto Inírida, 13.800 habitantes.

Principales municipios: Barranco Minas.

Límites: Por el norte con el departamento del Vichada; por el oriente con Venezuela; por el sur con el Brasil y por el occidente con el departamento del Vaupés.

Fisiografía: La mayoría de su territorio se compone de extensiones planas, aunque se presentan algunos cerros y lomas.

Puerto Inírida

Hidrografía: Ríos Guaviare, Guania, inírida, Isana, Tomo y Atabapo, y los caños bocón, Guascavi, Guamaco, Guiña, Nabuquen, Aque, Colorado y Mosquito.

Economía: Las principal actividad económica del departamento es la agricultura. Otros sectores de la economía son la pesca, la ganadería y la producción de palma de chiquichiqui y el bejuco "Yaré", útil para la artesanía. En los últimos años se realizó el hallazgo de importantes minas de oro y diamantes, cerca de las frontera de Venezuela y Brasil, en la zona llamada "el dorado".

Este departamento orinoco-amazonense tiene una extensión de de 78.365 kilómetros cuadrados que se le restaron a la antigua Comisaria del Vaupés, en cumplimiento de la Ley 18 del 13 de julio de 1963, que creó la Comisaria del Guainía.

Este territorio de llanura, serranía y selva, localizado al oriente del país, limita al norte con el departamento del Vichada;al oriente con la república de Venezuela (río Orinoco al medio); al sur con la república del Brasil y el departamento del Vaupés, al occidente con los departamentos de Guaviare, Vichada y Vaupés.

Riegan el Guainía los ríos Guainía, Inírida, Guaviare, Isana, Tomo, las Viñas, Atabapo, Noncini, Guasacavi, Caños Minisiare, Bocón, Aque, Piapoco; Cuiari, Arzamosa, Colorado, Nabuquén y Mosquitos. El rio Guainía en el raudal El Venado se inclina al sur para limitar con Venezuela, donde toma el nombre de Rio Negro, y recibe el brazo del Casiquiare para limitar con el Brasil e ir al río Amazonas, después de un recorrido de 650 kms. En los ríos del Guainía son frecuentes los raudales. En cuanto al río Inírida podemos decir que cruza el departamento de sureste a noreste, y tiene muchísimos raudales que impiden una navegación regulan aun para las pequeñas embarcaciones; estas deben ser arrastradas por los varadores para superar el raudal y continuar el viaje.

Sedimentos del precámbrico, paleozoicos, terciarios y cuaternanios forman la plataforma rocosa del escudo guayanés, que se cubre de un esmeraldino manto que oculta oro, cuarzo, sílice, estaño, hierro y uranio. El relieve se adorna con cerros pequeños como Rana, Atacuani, Saquira, Nariz, Pajarito, Mono, Canapiari, Guasacavi, Salvaje, Mavicure y Sardina.

El poblamiento se aproxima a los 18.000 habitantes de los cuales los “blancos” son un 35 por ciento; el resto de la población es de grupos nativos: Curripacos, puinaves, guahíbos, piaroas y macúes.

La flora del Guainía se inicia con la planta exótica de la Flor de Inírida, que identifica al departamento. Zonas selváticas y boscosas, así como las sabanas que cubren el territorio, tienen su propia vegetación, por lo que se encuentran árboles maderables, ornamentales y frutales. También muchos arbustos y plantas y pastos naturales que alimentan la rica fauna terrestre. Pero el dato singular es la información que en la región apareció la yuca, que se fue regando por toda la Amazonia y la Orinoquia; muchísimas de sus especies fueron llevadas por los subgrupos étnicos del tronco Arawak.

Parece que primero cultivaron la yuca brava (Manihot Sculenta, Cranz), y luego la yuca dulce o llanera (Manihot Dulcis). Pueden clasificarse unas 28 variedades: Yuca negra, yuca mata de ají, yuca roja, yuca morada, yuca roja con pepa, yuca diente de guache, etc. Las raíces de la yuca se rayan y esta masa, al ser trabajada en budares calientes, dan la harina (fariña o mañoco) con que se hace el casabe o se preparan platos alimenticios como la quiñapira o bebidas como el chivé o la chicha.

Población
Las Brujas fue el asentamiento que más tarde se llamó Obando, capital de la comisaría, y que ahora se llama Puerto Inírida, capital del departamento. Con unos cinco mil habitantes, tiene el poblado casi todos los servicios públicos y cuenta con entidades bancarias, de comunicaciones y sanitarias: se destacan el hospital regional con equipos de desplazamiento fluvial. Las otras poblaciones son Barrancominas, Cacahual, Camanaos, Guasacavi, San Felipe, Minitas, Bachaco, Morichal, Mapiripana; Puerto Colombia, Guarivén, Santa Rita, Urumbi, Patuco, San José, Tibilibi, Santa Ana, Sitio Viejo, Tomo, Jácome; Miguelito, Santa Rosa, Pareza, Puerto Zancudo, San Rafael, Guaviare, Codazi, Santa Fe, Puerto Nuevo, Barranco Murciélago, Cumaral, Naranjal, Puerto Venado, Las Palmeras, El Remanso, Báquiro, Arrecifral, Coco, Tonina. Murciélago, La Guadalupe, Macanal, Carpintero.

De Santa Fe de Bogotá a Puerto Inírida hay 518 kms. Se viaja en Satena, empresa que presta sus servicios a esta región. La economía gira en torno a la agricultura, la pesca y alguna ganadería. Se explotan el chiquichiqui, el chicle, el yare, y se complementa el comercio nativo con la venta de peces ornamentales, alguna venta de fariña y mañoco y productos artesanales.

Hay que registrar las leyendas hermosas de las diosas Inírida, Mapiripana y de los cerros Mavecure y Nariz.

Identifican al Guainía las minas de oro de Caranacoa y Nanquén, así como la vecindad del brazo del Casiquiare que permite la unión de las cuencas del Orinoco y el Amazonas.

Gostou? Compartilhe:

0 comentários: